Desde el principio de los Frentes de Liberación Homosexual las personas trans han estado presentes en las organizaciones políticas y luchas de las disidencias sexuales y de género.

 

  Será en la segunda mitad de los ochenta, cuando empiece con más fuerza la organización de lxs activistas trans en colectivos autónomos. En dichos momentos, la lucha contra el estigma de las personas trans y de las personas con VIH/sida, el acoso policial y la criminalización de las trabajadoras sexuales fueron ejes centrales de las primeras organizaciones trans. Si en el ámbito estatal se puede destacar AET-Transexualia surgida en 1987 como pionera, en el ámbito andaluz la primera en estar activa fue la Asociación de Identidad de Género de Andalucía (AIGA),  en 1993.


  A partir del 2006, en el contexto estatal, surge el movimiento por la despatologización trans con discursos críticos hacia la patologización de las vidas trans y hacia el binarismo de género. En el ámbito andaluz, estas prácticas políticas se encarnaron, inicialmente, en el colectivo Conjuntos Difusos (2009).


  En este apartado, además de información sobre la AIGA y Conjuntos Difusos, podrás encontrar información sobre otro de los grupos trans andaluces, ATA-Sylvia Rivera, activo desde el 2007. Las mencionadas organizaciones trans andaluzas, junto con otros actores políticos y sociales, han tenido un papel fundamental a lo largo de la historia para que Andalucía haya sido pionera en el desarrollo de medidas legislativas a favor de los derechos trans.
 

Act-trans.jpg